Reutilizar, reducir y reciclar las cosas es algo que debemos adquirir como una forma de vida.

La regla de las tres erres o las tres erres de la ecología, es una propuesta sobre hábitos de consumo popularizada por la organización ecologista Greenpeace, que pretende desarrollar hábitos generales responsables como el consumo responsable. Este concepto hace referencia a estrategias para el manejo de residuos que buscan ser más sustentables con el medio ambiente y específicamente dar prioridad a la reducción de residuos generados por el ser humano.

Además de las tres erres, hay quienes dicen que existen hasta cuatro o cinco de éstas, pero nos enfocaremos en las tres más populares:

  1. Reducir –> si reducimos el problema, podremos reducir el impacto que causamos en el ambiente; se puede realizar de dos formas, reduciendo el consumo de bienes y la producción de desperdicios.
  2. Reutilizar –> ésto es una forma de reducir el problema, de forma indirecta. Todos los materiales que utilizamos pueden tener una segunda vida útil, bien sea reparandolos o reciclándolos.
  3. Recilar –> ésta es una forma de darle una segunda vida útil a las cosas que utilizamos; consiste en utilizar el material al que ya se le dió un uso para hacer un nuevo material del mismo tipo. Por ejemplo, cuando utilizamos una botella de plástico si en lugar de botarla la reciclamos, ésta podría darle vida a una botella nueva, a través de una serie de procesos.

Como podemos ver, nuestros hábitos de consumo pueden ser mejor a los que actualmente tenemos, con ésta propuesta de la organización Greenpeace podemos, además de ayudar a nuestro planeta, ayudar a otras personas, ya que la realización del proceso de reciclaje es una fuente de trabajo para muchos.