Un poquito de conciencia y otro poco de voluntad es necesario para salvar nuestro planeta.En este blog hablaremos un poquito acerca de cómo cuidar nuestro planeta y devolverle un poco de TODO lo que nos ha brindado; por si no lo sabías, nuestro planeta Tierra, además de ser nuestro hogar también nos brinda alimentos, agua y oxígeno, elementos vitales para nuestra subsistencia.

Existen muchas formas en las que podemos ayudar a la conservación de nuestro planeta, como ayudar en la reconstrucción de áreas verdes a través de la arborización, no malgastar el agua al momento de bañarnos o de lavar las cosas que utilizamos (platos, carros ¡y hasta nuestras manos!), también a través de lo que se conoce como las “3R”: Reutilizar, reducir y reciclar.

Actualmente existen muchas organizaciones encargadas de velar por el cuidado, la protección y la concientización de las personas en acciones que ayuden a salvaguardar nuestro hábitat, algunas organizaciones -las más significativas en estos momentos- son: Greenpeace y la Organización del Mundial del Movimiento Scout.
La Organización Mundial del Movimiento Scout (OMMS), es una organización que se fundamenta en la educación de niños, jóvenes y adultos a través del método creado por su fundador -Robert Baden-Powell-, de “aprender haciendo”, el cual se refiere a que los conocimientos no sólo son adquiridos a través de la teoría sino que son mejor aprendidos a través de la práctica. Los Scouts se encargan de velar y convivir con la naturaleza que los rodea, a través de acampadas, excursiones y muchas otras actividades con las cuales van valorando lo que la naturaleza les ofrece, creando asi conciencia en los jóvenes y miembros de este movimiento.

Los Scouts, además de crear conciencia ambiental dentro de los miembros de su movimiento, buscan crear conciencia del buen uso de los recursos naturales en la sociedad, a través de campañas de concientización, actividades con la comunidad y muestra de los beneficios que puede traer cuidar de nuestro planeta.